Hotel playa Costa del Sol: 5 Consejos para organizar tu día en la playa

Publicado por admin July 20, 2016

Hotel playa Costa del Sol

La Costa del Sol ofrece los mejores servicios para disfrutar de las vacaciones y vivir experiencias inolvidables. No obstante, para que la experiencia sea inolvidable en el sentido placentero, es necesario tomar una serie de precauciones y organizar el día para disfrutar de la playa y evitar quemaduras e insolaciones.

Preparación y equipamiento para un día de playa

La primera obligación del día para el veraneante es hacerse con crema solar, sombrilla, un gorro y un spray para refrescarse el cuerpo. Además, ya que exponerse al sol hace perder líquidos y con ello minerales, no es recomendable beber mucho alcohol durante el día para evitar la deshidratación.

Exposición solar y actividades a realizar en un hotel playa Costa del Sol

Lo Primero de todo, decir que el periodo en el que el sol emite más radiación es entre las 12 y las 16 horas. Sabiendo esto, podríamos organizar el día playero de la siguiente forma:

De 10 de la mañana a las 12

Las primeras dos horas son ideales para broncearse, ya que los rayos solares aún son suaves. No olvides la crema solar, gafas de sol y alternar el periodo de exposición de veinte minutos con otras actividades como juegos de pelota, construir castillos con los niños...

De las 12 de la mañana a las 14 horas

Llegado el mediodía, el agua del mar ya está templada para tomar el primer baño y habremos terminado la digestión del desayuno. Un par de horas para disfrutar del mar de forma tranquila o con diversos juegos.

De las 14 de la tarde hasta las 17 horas

Momento para comer, ya sea en un restaurante o en la propia playa si hemos traído comida. Durante estas dos o tres horas, nada de exponerse al sol. Disfrutar de la comida, una pequeña siesta y hacer la digestión.

De las 17 horas a 20 horas

Ahora que el sol empieza a descender, otra actividad interesante es dar un paseo por la playa. O, si os gusta el snorkel y el mar está tranquilo, podéis adentraros un poco para ver algo de la fauna de la zona. O alquilar una barca a pedales. Si, por el contrario, hay oleaje y contáis con una pequeña tabla de surf, es el momento para probar vuestro equilibrio sobre las olas.

A las ocho de la tarde, podéis dar por finalizado vuestro día de playa: diez horas de diversión, descanso y aventura.```